Tue. Nov 30th, 2021

Serbia no tiene rival en el waterpolo contemporáneo. Hoy en Ruza (Rusia), ha conseguido su quinto título consecutivo de campeón de la World League, la segunda competición de valor internacional en 2017 tras los Campeonatos del mundo que se celebrarán en poco más de medio mes en Budapest. La selección de Dejan Savic es, además, actualmente la titular de las coronas olímpica, mundial y europea.

La victoria de los serbios frente a Italia en Ruza no ha sido, sin embargo, un paseo. Ya no fue la semifinal, de ayer en la que tuvieron que vencer la oposición de Estados Unidos en la tanda de penaltis después de que el partido concluyera en empate. Hoy el equipo de Savic ha tenido que navegar contracorriente más de la mitad del partido tras una salida excelente del “Settebello”, que ha llegado con ventaja al descanso (4-3).

Y si en el tercer período los serbios han decantado la balanza de su lado, llegando a obtener una renta de dos goles, en el cuarto Italia ha vuelto a equilibrar el duelo empatando 8-8 cuando aún faltaban cinco minutos para el final y todavía más: se han puesto por delante con el tercer gol (9-8) de Figlioli, el jugador más valioso del equipo de Sandro Campagna.

Cuando parecían más presionados, los serbios han tenido una reacción final extraordinaria y dos goles de Pljetlovic –ha anotado tres- desde la línea de dos metros han puesto el  9-10 que les mantiene en lo más alto de escalafón del waterpolo mundial.

El partido ha sido dirigido por el colegiado español Xevi Buch, acompañado por el rumano Alexandrescu.