Noticias

La selección llega a la final de Budapest y confirma que es el mejor equipo de Europa

La selección femenina española disputará el viernes en Budapest su segunda final de un campeonato del mundo. El equipo de Miki Oca ha batido con menos dificultades de las previstas a Canadá por 12-10. España ha sido del todo superior a su rival, finalista este mismo verano en la World League de Shanghai. Ha dominado en todas las facetas del juego y ha ido siempre por delante en el marcador, que ha tenido estos parciales:  4-2, 3-2, 2-2, 3-4.

Campeonas de Europa en esta misma piscina hace tres años, las chicas de Oca han vuelto a demostrar su carácter y personalidad en esta semifinal nocturna y se han clasificado para la final del mundial, en la que se encontrarán con el mejor equipo del momento, Estados Unidos, al que ya se enfrentaron en la fase de grupos. España, además, confirma así que es la mejor selección de Europa, con Rusia, que disputará el bronce ante las canadienses, como su delfín.

El partido ha estado del todo controlado por la selección española, que tras dominar por dos goles en primer tiempo ha conseguido una diferencia de tres goles en el segundo y ha llegado a ponerse con cuatro a favor en el tercero (9-5 tras el tanto de Marta Bach).

El gol tempranero del equipo del griego Chari Pavlidis en el último período (9-7) ha puesto algo de incertidumbre en el choque, pero ha sido inmediatamente neutralizado por otro de Anna Gual, cuyos esperados goles al final han llegado.

Todavía ha insistido una Canadá que ha defendido en pressing total a España en los últimos minutos (se ha puesto 10-9 tras el tanto de su estrella, Monika Eggens), pero la selección española ha vuelto a mostrarse acertada en las superioridades (tres de cuatro) y un gol así de Beatriz Ortiz (foto) le ha devuelto la tranquilizadora ventaja de dos goles.

Con el partido convertido en un pasacalles, todavía Ortiz, la MVP de la liga española, ha conseguido el 12-9 jugando como si fuera una especialista de la boya de toda la vida. Y por si fuera poco, quedaba el broche de oro que ha puesto Laura Ester deteniendo un penalti para recordar la ya célebre tanda de hace dos noches ante Grecia.

El acierto general del equipo, con Gual como jugadora más inspirada (tres goles en menos de 20 minutos y un cuarto en el último parcial) y Ester espléndida bajo los palos durante todo el partido, ha hecho posible este milagro, en el pocos confiaban cuando se anunciaron las bajas de última hora de Laura López, Roser Tarragó y Maica García.

España se asegura de este modo su quinta medalla en un gran campeonato para retar a la súper favorita Estados Unidos. Y recupera el liderazgo en el escalafón europeo  cuando estamos a un año de Barcelona 2018.