Noticias

La final masculina: los datos

Aunque la superioridad de Serbia sobre España parece evidente según la opinión de la mayor parte de los observadores, las estadísticas no dicen lo mismo, al menos la de estos días en la Picornell. Ambos equipos han realizado un torneo muy parejo, con números casi idénticos. Serbia, si acaso, aventaja a España en que ha sumado cinco victorias en cinco partidos -el único que tiene ese registro en Barcelona 2018-, mientras que el equipo de David Martín lleva cuatro triunfos y un empate, el de Montenegro (7-7) de la fase preliminar.

Serbia ha jugado ante Rumanía (11-5), Eslovaquia (13-5), Rusia (11-9), Hungría (8-5) y Croacia (9-7) y presenta una tarjeta con 52 goles a favor (media de 10,4)  de un total de 137 disparos y una efectividad de 38%. Sus principales goleadores son Milos Cuk, que lleva anotados nueve tantos, y Dusan Mandic, que suma ocho.

Los rivales de España han sido Malta (21-4), Francia (7-4), Montenegro (7-7), Grecia (10-6) e Italia (8-7). Ha marcado 53 goles (media de 10,6) de un total de 143 tiros y su efectividad es de 37,1%. Roger Tahull, con 11 goles, y Alberto Munárriz, con nueve, son los hombres más acertados del equipo ante la portería contraria.

En defensa, Serbia ha recibido 31 goles de 132 intentos y su portero, Branislav Mitrovic, es el cuarto mejor de los Campeonatos. En el lado español son 28 goles de 120 tentativas y Dani López Pinedo aparece como el segundo mejor guardameta del torneo.

Serbia tiene unas cifras de 18 de 50 de superioridades numéricas y de 9 de 54 en inferioridades. Las cifras de España, en este sentido, son de 7 de 48 y 10 de 51.