Noticias

España se afianza como la primera potencia del waterpolo femenino europeo

El waterpolo femenino español está de enhorabuena. Tras la disputa de las tres competiciones internacionales de 2017 (absoluta, junior y juvenil), no cabe duda de que ocupa la plaza de primera potencia europea. España fue subcampeona del mundo absoluta en Budapest, campeona europea juvenil y se clasificó en cuarta posición en el mundial júnior celebrado hace dos semanas en Volos.

Contabilizando tan sólo la actuación de las selecciones europeas y aplicando el formato convencional de10 puntos a la campeona, nueve a la segunda y así sucesivamente hasta uno a la décima clasificada, España suma un total de 27 puntos (10+10+7), cifra inalcanzable para el resto de equipos continentales. Los seis primeros serían los siguientes:

1. España          27 puntos

2. Rusia             23 puntos

3. Hungría         22 puntos

     Grecia          22 puntos

     Holanda       22 puntos

6. Italia              17 puntos

Muy diferente es la situación en el waterpolo masculino una vez ya son oficiales los resultados absolutos de Budapest, los del campeonato mundial júnior celebrado en Belgrado y los del reciente europeo juvenil de Malta. Domina el waterpolo húngaro, toda una referencia, pero tan sólo cuatro puntos separan a los cinco primeros equipos clasificados. La relación de los seis mejores es la siguiente:

1. Hungría          24 puntos

2. Croacia          23 puntos

3. Montenegro   22 puntos

     Serbia           22 puntos

5. Grecia            20 puntos

6. España          17 puntos

El waterpolo masculino español, con actuaciones muy apagadas hasta la cita de Malta (octava plaza absoluta contando únicamente los equipos europeos y sexta júnior), ha mejorado algo tras el subcampeonato juvenil y se mantiene entre los mejores de Europa, en sexta posición.

Cuando faltan ya menos de 10 meses de la disputa de los Campeonatos de Europa de waterpolo Barcelona 2018, la situación ha mejorado notablemente para los dos equipos españoles, que afrontarán con muchas expectativas su concurso el año próximo en la Picornell.

El conjunto de Miki Oca estará en el grupo de favoritas tras su medalla de plata de Budapest, donde únicamente sucumbieron en la final ante Estados Unidos, mientras que la selección de David Martín deberá aprovechar los brotes verdes observados en los últimos meses y la esperada incorporación de Martin Famera y Felipe Perrone para dar el salto de cualidad que se espera de ella.